Skip navigation

 

Este libro es una de las primeras comedias griegas donde se ridiculizan a grandes identidades del estado y les paga muchas calamidades tratando de conseguir algún objetivo.

En un pueblo había un Juez que era adicto a las leyes y a los juicios. Su hijo cansado de esto, decide encerrar a su padre y no dejarlo salir de la casa. En el transcurso de esto al juez le pasan muchas calamidades graciosas por tratar de escapar. A varios intentos de escape el juez intenta por muchos medios graciosos lograr huir a tanta insistencia que lo intenta por el retrete, las ventanas e incluso por la chimenea. Al saber esto sus compañeros jueces inventan un plan para poder sacarlo y deciden disfrazarse de avispas, y cuando ya llegaron a la casa el guardia que custodiaba la casa impide que lo rescate echándolos a patas a todos.

Al ver esta desesperación de su padre, el hijo decide crear un juicio en su casa donde se buscaba saber quién es el que se comió un plato donde lo incluyen al perro al hijo y al juez que lo delibera.

Esta comedia busca ridiculizar a grandes personas de esta época, tanto que en el mismo acto estaba presente el juez al que ridiculizaban.  

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: